Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

5 Verdades del salario emocional que benefician tu empresa

Hoy en día se habla de nuevas formas de relación laboral, de innovación en las formas de relacionarnos, flexibilización de los horarios de trabajo e incluso del lugar en el que se deben desarrollar las actividades.

Ciertamente, son alternativas que para muchas personas son más importantes que un simple aumento salarial o un complemento perfecto al dinero que reciben por trabajar.

Es entonces cuando hablamos de salario emocional, como una forma de pago diferente al dinero, que realiza el empleador a sus colaboradores.

La principal finalidad del salario emocional es de crear un impacto positivo en la calidad de vida del trabajador, tanto a nivel personal como laboral.

La calidad de vida parte de la idea del balance entre las diferentes dimensiones de la vida de cada persona.

Por ejemplo, cuando el colaborador puede tener un equilibrio entre su vida personal y su vida laboral, de manera que las cargas del trabajo no le impidan desarrollar otros escenarios de su vida.

Lo cierto es que se hacen un poco más evidentes las virtudes del salario emocional para el colaborador, pero, para el empleador el salario emocional también puede representar una ventaja competitiva.

¿Qué es un salario emocional?

El salario emocional se puede representar en tiempo, en flexibilidad del lugar de trabajo, en convenios con otras empresas para darle beneficios a los colaboradores, entre otros.

Lo importante es que contribuya a algún tipo de bienestar del colaborador. Estos son algunos ejemplos prácticos de salario emocional:

Horario flexible

Consiste en tener opciones de horario en las que el trabajador podrá desempeñar sus funciones, de acuerdo con sus necesidades y preferencias personales.

Teletrabajo

Se trata de una modalidad de trabajo flexible en la que el trabajador podrá laborar desde un lugar diferente a las instalaciones físicas de la compañía.

Días libres

Son los días o medias jornadas libres en fechas específicas, como por ejemplo, el mes o día de cumpleaños del trabajador, 24 y 31 de diciembre, entre otros.

Este es uno de los salarios emocionales más frecuentes que ofrecen las compañías.

Alimentación

Alimentación a bajo costo durante la jornada laboral.

Algunas empresas brindan alimentación a sus trabajadores durante la jornada laboral, que en ocasiones se dan a cambio de un valor mínimo e incluso simbólico por parte del trabajador.

Su valor es significativamente más bajo al que el trabajador debe invertir para preparar los alimentos en su residencia.

Formación

Es un incentivo que se brinda para que los trabajadores tengan una formación constante y continua en muchos temas, no necesariamente relacionados con las funciones que realiza.

Algunos ejemplos son: clases de idiomas, de cocina, reembolso por estudios que se realicen, entre otros.

Actividades no laborales

Se promueven actividades diferentes a las que desempeña el trabajador en su día a día, buscando con esto ese equilibro del que hemos conversado.

Actividades no laborales de salario emocional, pueden ser: torneos de fútbol, de bolos, tenis, club de lectura, clase de pintura, entre otros.

Convenios

Los colaboradores pueden tener acceso a descuentos y beneficios de compañías con las que su empleador tiene convenios. Por ejemplo, tener acceso a un gimnasio determinado.

Verdad #1 del salario emocional

Es una tendencia en aumento, pero no solo porque los Millenials están en edad laboral, sino también porque hace parte de la ola de reconocimiento de derechos y de humanización del trabajo.

El salario emocional permite el reconocimiento del individuo, de sus necesidades específicas, su potencial y el valor con el que contribuye a las compañías.

Verdad #2 del salario emocional

Supera mitos y tradiciones según las cuales lo importante es pasar horas en una silla independiente de si se trabaja o no. De manera que reconoce el trabajo y valora el tiempo de la persona.

Verdad #3 del salario emocional

Se trata de un gana-gana tanto para el empleador como para el colaborador.

Si bien quien trabaja es quien recibirá de manera directa e inmediata los beneficios de esta forma de salario, el empleador lo recibirá también en diferentes beneficios:

  • Eficiencia y eficacia del desempeño de actividades.
  • Posible aumento de la intención de permanencia del talento humano en su empresa.
  • Reducción de costos.
  • Mejora reputacional.

Verdad #4 del salario emocional

No sustituye el salario convencional o tradicional, sino que lo complementa. Esto significa que se presenta como algo adicional al salario, que incluso, en ocasiones, es más fácil o rentable que un aumento de salario para un empleador.

Verdad #5 del salario emocional

Se ha demostrado que la eficiencia y en general, el rendimiento de las personas no se mide por la cantidad de horas que se la pasan en una misma silla o en un mismo lugar.

El salario emocional permite valorar el tiempo efectivo de trabajo.

Verdad #6 del salario emocional

Puede generar un impacto positivo en la compañía, como, por ejemplo, con la disminución del ausentismo laboral.

Esto se explica toda vez que, al trabajador contar con este tipo de incentivos, probablemente tendrá una mayor productividad, gusto para desempeñar sus funciones y un menor ausentismo en su lugar de trabajo.

¿Todo empleador tiene que garantizar el salario emocional?

El salario emocional no es algo que deba garantizar el empleador para cumplir con las normas laborales.

Sin embargo, su implementación es una tendencia a nivel mundial.

Es un incentivo que han identificado las empresas, por el impacto positivo en la vida del trabajador, su salud mental y su productividad.

“Hay una estrecha relación entre un trabajador feliz y el aumento de la productividad en la compañía”.

Si doy salario emocional una vez ¿tengo que seguir garantizándolo?

No. La principal razón es que el salario emocional no es considerado un derecho adquirido inmodificable ni de permanencia perpetua.

A pesar, de que es un mecanismo con el que se busca que haya un balance, felicidad, tranquilidad y unos incentivos positivos para el colaborador.

Esto significa que, en cualquier momento el empleador puede modificarlo.

Pero, como te lo puedes estar imaginando, dejar de dar salario emocional representa algunos riesgos, pues podría generar un impacto negativo la felicidad, balance y productividad del trabajador.

Recomendaciones para implementar salarios emocionales

  • Cumple con las normas de salud y seguridad en el trabajo, aún en teletrabajo.
  • Implementa tipos de contrato laboral que permitan jornadas flexibles con los trabajadores.
  • Invierte en herramientas tecnológicas que permitan una adecuada comunicación.
  • Si el salario emocional implica dar objetos o alimentos, asegúrate de cobrar un valor así sea un valor muy bajo, simbólico.
  • Agenda en la planeación anual los días y jornadas libres institucionales.
  • Lleva un registro de las formaciones de cada persona.
  • Actívate en convenios que puedan ser de interés de tus colaboradores.

Suscríbete a nuestro blog

Asesoría en Línea

¿Preguntas?

Estamos en línea listos para ayudarte a encontrar las respuestas que necesitas.

¿Qué es JurisDATA?

Somos un grupo de profesionales apasionados por facilitar el acceso a servicios jurídicos de calidad.

Ver mas

Más artículos.

Tenemos el documento legal que buscas

Minutas y modelos de contratos profesionales a un clic. Todos nuestros documentos legales estan disponible para descarga inmediata.